top of page
Buscar
  • Juan Manuel Suárez Gómez

COAÑA SE TIÑO DE MORADO EN LA II MARCHA CONTRA LA VIOLENCIA DE GENERO


La capital de este concejo del occidente asturiano se volvió a teñir de morado en la mañana gris y lluviosa de este domingo 27 de noviembre para la II Marcha Contra la Violencia de Género, dando así cumplimiento a la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, establecida mundialmente para el día 25 del mismo mes.



Aunque la lluvia deslució en parte la programación prevista, no pudo acallar el grito unánime de repulsa contra esta terrible lacra que sacude a la sociedad.

Unas doscientas personas estaban inscritas, que las circunstancias climatológicas se encargaron de reducir en parte, para asistir a unos actos que serían en la plaza del Ayuntamiento, pero que han tenido que ser trasladados al salón de plenos del consistorio.

Fueron inaugurados por la Concejala de Mujer, Rosa Suárez Peláez que comenzó calificando el acto como “una jornada de reivindicación, de unidad, de convivencia, de lucha por la erradicación de una lacra social que en lo que va de año ha dejado 38 mujeres muertas y 26 menores huérfanos en este país, en pleno siglo XXI…” “Toda violencia es detestable y condenable, pero la del ámbito familiar es la vergüenza de cualquier sociedad y representa un fracaso colectivo, pero también una razón para hacer frente a la situación…·

“En los últimos años, -continuó diciendo-, ese círculo que encierra a la mujer maltratada está comenzando a romperse, gracias a las medidas emprendidas desde todas las administraciones y la mayor información que proporcionan las campañas y las políticas específicas que promueven la igualdad, que están contribuyendo al cambio de mentalidad y que están ya dando sus frutos…”

Aludió a la educación como forma de preparar a las futuras generaciones en ese cambio de mentalidad por el que actualmente se está luchando, sentando las bases para que la sociedad de nuevas generaciones sean mejores ciudadanos, mejores personas y más sensibilizadas.

“Es esencial, -prosiguió-, que los ciudadanos y ciudadanas comprendamos que el maltrato contra la mujer es un problema real, cercano y que nos afecta y compromete a todos. La sociedad está cambiando, las mujeres víctimas de maltrato, cada vez en mayor medida, están adquiriendo consciencia del apoyo con el que cuentan, tanto desde la administración como de los ámbitos policiales, judiciales y sociales, para ayudarlas a romper con la situación en la que viven…” “Siguen siendo necesarios días como hoy en los que todos y todas juntemos nuestras voces para denunciar y condenar la violencia que aún hoy se sigue ejerciendo contra la mujer para lograr, en definitiva, una sociedad más justa, más libre y más igualitaria” -concluyó. A continuación se solía guardar un minuto de silencio que, en esta ocasión, se sustituyó por música, con una canción, un canto contra la violencia.

Seguidamente tomó la palabra la señora alcaldesa, Rosana González, quien comenzó manifestando su satisfacción al sentirse arropada por tantas personas que con su presencia han querido manifestar un compromiso firme en la lucha contra la violencia de género, en un clamor, por segundo año consecutivo, contra esta lacra que todos queremos erradicar.

Tuvo palabras de agradecimiento para la concejala de la Mujer, Igualdad y Bienestar Social por la organización de este día, y hacia los concejales y alcaldes de barrio que colaboraron en el control del recorrido de la marcha, y para los niños y niñas que nos acompañan y representan a toda la infancia coañesa como símbolo de un futuro que no quiere más violencia de género y, en general, a todos los presentes por dedicar parte de esta jornada festiva a participar de estos actos.

También quiso agradecer la presencia de representantes del tejido asociativo del concejo por unirse a este acto: asociaciones de vecinos de Ortiguera, Medal, Loza, Trelles San Esteban y Villacondide; grupo de gaitas Brisas del Navia; banda de gaitas El Trasgo; AMPA del Colegio Darío Freán y Coro de San Martín de Mohías.

“Decir que la violencia contra las mujeres y niñas es una grave violación de los Derechos Humanos, no es nada nuevo a estas alturas, y el impacto que genera, a corto y largo plazo, influye en múltiples consecuencias: físicas, sexuales y psicológicas y, por desgracia en demasiadas ocasiones, incluso en consecuencias mortales, como las 1.171 víctimas en nuestro país donde, desde el 1 de enero de 2003 hasta hoy…” “La violencia de género, -continuó diciendo-, abarca muchos ámbitos, no solo la violencia física, que en muchos casos supone la pérdida de la vida, también existe la violencia económica, la violencia psicológica y emocional o la violencia sexual, todo ello una realidad durísima…” “no podemos dar la espalda a las víctimas, tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para ayudar a las mujeres violentadas en sus más elementales derechos…” “una sociedad que respeta los derechos de mujeres y hombre, que trata por igual a ambos sexos y que no entiende ni admite discriminación alguna, es una sociedad madura y democrática…” “…me gustaría que el mensaje que todos y cada uno de nosotros nos llevásemos hoy, es que podemos ser fundamentales para que la erradicación de la violencia de género sea posible y que juntos lo vamos a conseguir”. Concluyó con una reflexión del periodista y escritor Eduardo Galeano que dice así: “mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo”.

A continuación Naty López, animadora sociocultural de este ayuntamiento, pasó a presentar el siguiente apartado dando paso a la participación de los representantes de las formaciones integrantes del tejido asociativo, que la alcaldesa había enumerado, compuestos mayoritariamente por niños, niñas y mujeres, cada uno de los cuales leyó uno de los diez enunciados o reflexiones que componen el decálogo contra la violencia de forma que, como muy bien ha dicho Naty, “hoy la infancia y el tejido asociativo del concejo de Coaña, quieren poner voz al sufrimiento de tantas mujeres y familias que están siendo víctimas de la lacra social que supone la violencia de género”.

Acto seguido, y haciendo uso del paraguas, dado la lluvia que caía en ese momento, la comitiva inició la marcha para recorrer una parte de la ruta que en principio estaba establecido. El acto concluyó con la entrega de un bollo “preñao” a cada asistente, en el zaguán del edificio consistorial



Ayuntamiento de Coaña, representación vecinal y Rosa Suárez, concejala de la Mujer




bottom of page